27 may. 2010

2010

Qué hermoso sería que nos desprendiéramos de nuestros cuerpos, abandonándonos a la psiqué, entendida ésta como un ente racional abstracto, existente e individual, y pudiéramos viajar libremente por todo el universo.

Hasta que lleguemos a ello nunca conoceremos la plena libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario